«

»

may
31

POR EL ACCESO DE TODOS AL SABER DE TODOS, COMO PROYECTO CULTURAL ESTRATEGICO EN PACIFICO COLOMBIANO.

Si se considera que las nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación permiten potencializar la participación ciudadana en las decisiones que a todos afectan, debemos comprender que el Pacifico como región, requiere de manera urgente encontrar “caminos” de información y comunicación que lo sitúen en un lugar estratégico del panorama mundial. Tradicionalmente la relación mundo -Región Pacifico- se a desarrollado en un solo sentido, por ello, este proyecto comparte la tesis de la «inteligencia colectiva» que se muestra como muy atractiva, anuncia gracias al rendimiento de la Red, una nueva etapa del proyecto republicano que garantizará el acceso de todos al saber.

Las relaciones región-Pacifico en el mundo, debe entrar en una nueva dimensionalidad, es decir, en una suerte de «inteligencia colectiva»  expresión que alude a una inteligencia variada, distribuida por doquier, siempre valorizada y puesta en sinergia en tiempo real.  ¿A qué nueva dimensionalidad responde pues este proyecto? A considerar una economía global de lo humano, el desempleo, la exclusión social, el aprisionamiento de las actividades laborales entre límites muy estrechos, la ausencia de participación de los ciudadanos en las decisiones que les afectan así como las compartimentaciones administrativas o temáticas que representan despilfarros inaceptables, especialmente para los países latinoamericanos. Mientras que en otras partes del mundo, no se deja dormitar ningún recurso económico o financiero, mientras que los gobiernos y las empresas comprimen despiadadamente sus presupuestos y aun cuando algunos de los grandes principios ecologistas van penetrando lentamente nuestras mentes, presionando para evitar las dilapidaciones de energía y reciclar los materiales, hay fuentes preciadas de riqueza que permanecen casi olvidadas, en particular ciertas capacidades humanas acumuladas. Limitarse a hablar del acceso de los ciudadanos a las universidades, a las escuelas, en fin, al llamado sistema escolar, gracias a las Nuevas tecnologías de la Información y la Comunicación, significa mantener la exclusión principio de los que son víctimas del fracaso escolar. Aunque en el siglo XIX, la escolarización tuviera un carácter emancipador, el proyecto respalda actualmente el monopolio de la validación de los conocimientos y hace el juego a los «mercaderes del saber» que se introducen en las filas de los multimedia y de la Red. Éstos siempre pueden pregonar que ofrecen un mejor acceso, más fácil, más libre, más lúdico y complacerse en las fallas de los servicios públicos de enseñanza. En lugar de prometer el acceso, la creación de La Red de Información y Comunicación para la Educación del Pacífico Colombiano y el Campus Virtual, quieren por lo tanto, promover en las escuelas, en los barrios y en las empresas el reconocimiento de las capacidades y saberes ya construidos.  Opone al círculo vicioso de la descalificación una dinámica de la expresión, de la escucha etnográfica y la recalificación.

Por ello, con el principio clave de la “inteligencia colectiva” (Levy, 2000): todos sabemos algo, pero, aunque todos sepamos algo, no hay nadie que lo sepa todo.  La Red y el Campus Virtual Udenar, emprenden una incansable actividad al interior del movimiento de las redes de intercambio de saberes, en la que participen las decenas de miles de personas en las comunidades organizadas, los barrios, las escuelas y las empresas que ilustren magníficamente la ética y la práctica del Aprendizaje Colaborativo. Acceso al saber, sí, pero concebido como acceso de todos al saber de todos: intercambio de saberes como nueva forma de relación social en búsqueda de oralidad.  Cada ser humano es para los demás una fuente de conocimientos. Cuanto más lejos de mí estás, más cosas puedes enseñarme. La inteligencia colectiva no es, por tanto, la fusión de las inteligencias individuales en una especie de magma comunitario sino, por el contrario, la valoración e impulso mutuo de las particularidades de cada uno.

En la actualidad, las estructuras sociales fomentan con frecuencia la ignorancia sobre las capacidades de los individuos, sino que también bloquean las sinergias entre proyectos, recursos y capacidades e inhiben la cooperación, desafortunadamente entre ellas el sistema escolar. Sin embargo, la multiplicación recíproca de las inteligencias es la clave del éxito económico, tanto en cada empresa como a escala regional, y podría constituir igualmente una de las vías para la renovación de la democracia. Una sociedad «inteligente por doquier» será siempre más eficaz y vigorosa que una sociedad inteligentemente dirigida, y esto vale a cualquier escala, ya se trate de una región, una nación o de una empresa.

La interconexión de los computadores puede ser un instrumento al servicio de la inteligencia colectiva. En efecto, el ciberespacio que se está constituyendo permite una comunicación no mediatizada a gran escala. Como se sabe, los medios de comunicación clásicos (relación de uno a muchos) instauran una separación neta entre centros emisores y receptores pasivos aislados entre sí. El teléfono (relación de uno a uno) permite una comunicación recíproca, pero no una visión global de lo que sucede en el conjunto de la Red ni la construcción de un contexto común. Nos aproximamos a una infraestructura adecuada para la inteligencia colectiva gracias a un tercer dispositivo de comunicación, estructurado por una relación de muchos a muchos. En el ciberespacio cada uno es potencialmente emisor y receptor, en un espacio cualitativamente diferenciado, no fijo, moldeado por los participantes, explorable. En él no se reconoce a la gente por su nombre, su situación geográfica o su posición social, sino en función del interés de cada uno (Habermas, 1987), en un panorama común del sentido o del saber.  Así sucede, por ejemplo, en la red de redes, Internet, o en ciertas organizaciones, gracias a programas para el trabajo y aprendizaje Colaborativo.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>